El de la mula torda

El de la mula torda
Súbete al carro pinchando en él para comenzar el camino.
último

martes, 8 de enero de 2013

El cementerio Inglés

Mi agradecimiento a David J. Butler.
 Un grupo de amigos, el domingo pasado, el 16/12/12, quedamos para ir a visitar el carabanchelero "Cementerio Inglés".
El barrio me recordó mis años de juventud, ya que era asiduo de esta zona. Recuerdo el cine Salaberry, con sus sesiones continuas, la tienda de ultramarinos "Arevalillo", y la bulliciosa calle de General Ricardos.


Subiendo por ésta calle y llegando casi a "Mataderos", a la derecha, a la altura del metro de Urgel, en el popular barrio de San Isidro, se encuentra "el British Cemetery"



Comenzamos nuestra aventura con la bienvenida de nuestro guía David J. Butler. Un hombre amable y con sobriedad y flema inglesa nos recibe en el zaguán del cementerio. Los años no han pasado por el recinto, lo recuerdo igual que hace años. El paso de los años y las escasa reformas y remozamientos, junto con la naturaleza exuberante hacen del recinto un lugar romántico.
La situación de estos cementerio la define muy bien Nieves Concostrina en su programa radiofónico, "Polvo eres".
David J. Butler, desde ahora David, nos empieza a contar el recorrido que realizaremos. Las historias y anécdotas las puedes oír de su propia voz en este vídeo.
video
Como nos cuenta David, el cementerio obedece al objeto de dar sepultura a los extranjeros, que al pertenecer a otra confesión diferente, no podían ser enterrados en suelo católico. En 1796 se adquirieron unos terrenos en las inmediaciones de la actual plaza de Colón, con el fin de dedicarlo a cementerio. Por las proximidades a la ciudad, estos terrenos no se dedicaron a este uso. Pasando el tiempo y ya en el XIX, los dos gobiernos, el español y el británico se ponen de acuerdo para el intercambio de terrenos y es en 1850 se establece el emplazamiento actual, según escrituras del 17 de agosto de 1853. Quizá esta fecha sea el embrión de la proclamación de la libertad de cultos en España. Con el sexenio democrático 1868/18774, se promulga la Constitución del 69, y con ella todas las libertades, entre estas, la libertad de cultos.

Este aperturismo en todas las materias, hizo de España una nación para ser explorada y adoctrinada por otras confesiones. Es en esta época en concreto en 1869, cuando llega a España por primera vez el ideólogo y pedagogo protestante alemán Fedérico Fliedner, fundador del Porvenir. Véase entrada anterior. El gobierno español presionó para que los enterramientos se hiciesen "sin culto, ritual, pompa, ni publicidad", aunque la revista Illustrated London News, recoge un enterramiento en el que participa "una carroza fúnebre de cuatro caballos, seguida de ocho carruajes".

A partir del XX se permiten enterramientos de otras confesiones no cristianas.
La entrada está corona por escudo del Reino Unido, obra del escultor italiano Pedro S. Nicoli. La fachada es de obra de ladrillo revocado, a ambos lados dos dependencias, una capilla mortuoria a la derecha, y a la izquierda, la vivienda del guardés. Hacia los años 70 se remozo la entrada y se derribó parte de la vivienda del guarda, en su lugar se ha edificado una tapia con el que están escritos los nombres de las familias que han contribuido a su mantenimiento. Gracias a estos mecenas y otros anónimos se puede conservar y visitar este recinto.
El primer enterramiento es el Arthur Thorold, 10 de febrero del 1854. Llama la atención la lápida, ya que figura en relieve la famosa espada "Escalibur", aquí, aparece atrapada y esta esperando a su liberador. Parece ser que Escalibur procede del latín  "Ex Calce Liberatus",  liberada de la piedra.
Solamente encontramos un panteón familiar, el de los banqueros judíos Bauer. Consultar Los judios en la España Comtemporánea, pag 249, punto 1.4. Sobre este apellido, Benito Pérez Galdós, en su libro "Lo prohibido" pag. 289. nos dice que el apellido se trascribió mal, la diéresis en la u se debe a la influencia francesa. El mausoleo es de estilo neo egipcio, con inscripciones en hebreo. El autor es Fernando Arbós y Tremanti. El edificio más emblemático de este arquitecto es la iglesia neo bizantina de San Manuel y San Benito. El arquitecto está muy relacionado con los monumentos mortuorios y los bancos.
Veamos un poco de la historia de esta familia. Los Bauer estaban emparentados con los Rotschild. Llegan a Madrid para defender los intereses de estos últimos y con la intención de hacer el agosto en nuestro país.  Decía el poderoso banquero Rotschild: Dejadme controlar las finanzas de un país y no me importará quién gobierne. ¡Qué frase tan moderna! No sé muy bien a qué me recuerda...¿tal vez a la situación actual? La historia se repite las grandes fortunas se hacen casi siempre de igual forma "Nihil novum sub sole".
Esta familia necesitaba una residencia, se fijan en una construcción de los marqueses de Guadalcázar, y en 1870 adquieren el edificio. En su tiempo este lugar  había pertenecido a la Compañía de Jesús. El edificio está compuesto por sótano, plantas baja, principal y ático, y presenta dos fachadas principales en esquina en las que predomina la sillería del zócalo, el ladrillo de los muros y la piedra blanca de impostas y molduras. En la parte trasera se encuentra un jardín de estilo romántico, con la flora exuberante en el que destaca un altísimo ciprés. La zona debía de ser rica en aguas como lo demuestra el pozo y las fuentes del jardín. No ay que olvidar que cerca está las calles de la Pozas y el arrollo que pasaba por el lugar, el arroyo Matalobos. Un caserón, hermoso y sobrio de arquitectura madrileña, en la calle de San Bernardo esquina con Pez.  Los Bauer se pusieron a ejercer sus influencias, para poder hacer grandes negocios, pues habían venido para esto. Se hicieron con las empresas más importantes de nuestro país, en este sentido adquieren las minas de Almadén y de Riotinto. Controlan los "Ferrocarriles MZA" (Madrid, Zaragoza, Alicante).
Muchos empresarios actuales han copiado su estrategia empresarial, consistente en hacer accionistas de sus compañias a políticos y parlamentarios.
El viejo y sobrio caserón de San Bernardo no servía para sus menesteres de enjambres de negocios y su refinada y culta concurrencia . Comenzaron las reformas y seleccionar al afamado arquitecto, pintor y escultor Arturo Mélida, autor del famoso salón de bailes, hoy salón de actos. 
El salón es de estilo restauración, con ciertas influencias del neo rococó, y como en todos los palacios de la época, con pinturas pompeyanas, firmadas por Arturo Mélida.
Fueron grandes mecenas y coleccionistas. Amantes del arte en general y con un refinado gusto por lo terrenal. Fueron famosas sus veladas musicales. El palacio llegó a ser el centro de la vida musical madrileña. Los aristócratas acudían a las veladas, bien fueran en el salón de bailes o en el jardín. Estas reuniones musicales llegaron a tener tanta o más importancia que las que se celebraban en el Palacio Parcent.  En el palacio convivían dos tipos de reuniones.
Las grandes fiestas con baile de gala y otras más íntimas, las preferidas por los artistas. Los Bauer protegían a los artistas a la vez que demandaban de ellos su arte para su diversión. Durante estas veladas, en las puertas del palacio, se agolpaba la gente para ver salir o entrar a los famosos del momento. Quizá fueron los primeros paparazzis.
Tras un escabroso problema financiero, los Bauer abandonaron el país y vendieron el palacio, que cae en el olvido hasta la actualidad. En 1940 fue adquirido por el Estado con objeto de transformarlo en la sede del Real Conservatorio de Música y Declamación, ya que sus antiguas dependencias estaban ubicadas en el Teatro Real y esté llevaba largo tiempo clausurado por obras de reforma en su estructura. Para que el conservatorio pudiera realizar con normalidad sus funciones, entre 1940 y 1943 se realizaron importantes obras de reforma que vinieron a adecuar las estancias, se sustituyó la gran sala de bailes por un salón de actos y se suprimió la escalera central. En 1952 también fue instalada en el palacio la Escuela de Arte Dramático y Danza, pero en 1966 ambas instituciones retornaron a las dependencias del Teatro Real, pues éste reabría sus puertas.

El palacio quedó entonces sin destino alguno y su progresivo abandono empezó a mostrar crecientes síntomas deterioro. Finalmente, en 1972 fue declarado Monumento Nacional y al año siguiente el arquitecto Manuel González Valcárcel se encargó de reformarlo con el fin de devolverle su aspecto original y sus decoraciones interiores. Como el ave fénix, resurge de sus cenizas, convirtiéndose en el centro más vivo de la música madrileña. Desde entonces el palacio acoge las dependencias de la Escuela Superior de Canto y de la Sociedad de Amigos de la Música.  Hoy es posible escuchar una actuación de canto sin pagar ni un €. Nada más que tienes que visitar la página oficial, haz clic en este enlace, y mira si te viene bien asistirá alguna función dada por los alumnos.
Pero volvamos al cementerio.El siguiente enterramiento, por popularidad para los madrileños es la de la familia  Parish, fundadora del circo Price, el patriarca de la familia Thomas Price está enterrado aquí. Llego a Madrid hacia 1858, la popularidad le llega gracias a las actuaciones que realizó en un barracón que había junto a la antigua plaza de toros, actualmente la iglesia de San Manuel y San Benito, cuyo autor hemos mencionado anteriormente, de la Puerta de Acalá, con las actuaciones acrobáticas. 

La buena acogida del público lleva a Price a levantar su propio circo. Así, en 1868, en un Madrid alborotado por el crecimiento demográfico y la amplia oferta lúdica y cultural, nace el Primer Circo de Price , obra del arquitecto Pedro Vidal. Era de madera y tenía una pista central. Estaba en el terreno de un antiguo jardín en el paseo de Recoletos, en lo que hoy sería la esquina con la calle Bárbara de Braganza. Para saber un poco más sobre este emprendedor, pues así lo llamaríamos hoy, puedes consultar el CONSORCIO TURISTICO DE MADRID.

Siguiendo en importancia, para los madrileños, encontramos la tumba de Lhardy fundador del homóniomo restaurante. Como dice su Web en la sección de historia, "Cuando se inauguró, todavía toreaba Cúchares, había aguadores por la calle y acababa de nacer la música de Zarzuela"
Según opina  José Altabella, en su magnífico libro titulado “Panorama histórico de un restaurante romántico”, que el nombre del establecimiento vendría sugerido por el del famoso Café Hardy, del Boulevard de los Italianos, de París, que más tarde se convertiría en la Maison Dorée. El propietario, Emilio Huguenin, toma el nombre de su negocio y se transforma en Emilio Lhardy. La verdad es que Lhardy llegó y besó el santo. Le entró a los madrileños por donde otros restaurantes no le podían entrar, es decir excitándoles la glándula azucarada, y tuvo un éxito inmediato. Lhardy trajo a Madrid la delicadeza y el adorno en la pastelería, hasta entonces rica pero basta y simplona, como sabe cualquiera que se haya comido alguna vez una rosquilla tonta, una lista, un hueso de San Expedito o similar. De él se dijo, en aquella época, que le había puesto corbata blanca a los bollos de tahona; expresión que parece decirnos que tomó lo que ya se hacía y lo adornó, quizá, con azúcar glas. Pero, además, se trajo todo el bagaje de invenciones parisinas. En el interior de su establecimiento comenzaron a verse en Madrid los petit-choux, más conocidos hoy como petisús, piononos o bocaditos; los millefeuilles, que a base de generaciones de españoles zampabollos han sido traducidos y se llaman milhojas; los brioches; los maffins, que hoy se escriben con su u original y correcta... Lhardy pone de moda los vaul-au-vents, de soltera volovanes, e introduce esas especialidades saladas propias de las pastelerías, notablemente el jamón de York. 
Por el afamado restaurante pasaron todas las personalidades influyentes de la época, Isabel II, Alfonso XII. El negocio fue tan florenciente que el repostero convertido en restaurado, compró todo el edificio. En la última planta instaló un par de habitaciones para el caso de que a algún ilustre comensal se le hiciese tarde para volver a casa, y que pudiese dormir allí. Entre las diferentes personalidades que gustaron de sus delicias culinarias estaba el todo poderoso regente de España, el General Prim. Que tomó la costumbre de contratar los servicios de  catering de Lhardy, pues servía las comidas en su casa, pero se traían cocinadas del restaurante. Esta misma costumbre la toma José de Murga y Raimunda de Osorio, marqueses de Linares, en la construcción de su nuevo palacio, "El Palacio de Linares" la actual Casa de América, idea un palacio sin cocina. Todos los días un carro bajaba a la hora de la comida y la cena, desde el restaurante hasta el palacio con las viandas para los marqueses y sus invitados.
Se dice también que el arquitecto de la Restauración, Antonio Cánovas del Castillo, se ponía allí ciego de queso de Rochefort, su verdadera pasión; eso, claro, los días que no se quedaba en casa porque tenía invitado a cenar a su amigo Emilio Castelar, pues ambos políticos, uno monárquico en todas sus células y el otro republicano hasta en el Purgatorio, eran buenos amigos. Lamentablemente, esa España ya nunca volverá.

La polémica viene marcada por el siguiente enterramiento, el de Charles Clifford. Según nos cuenta nuestro erudito guía, David. Él es de la opinión de que nunca fue enterrado en este sitio. La hipótesis que maneja es la que hace referencia a que el famoso fotógrafo, fue en realidad un espía de la corona inglesa, y que por cuestiones superiores se vio obligado a desaparecer. Que mejor sitio que este cementerio. Pero ¿quién fue este ilustre personaje?
Se conoce poco de la biografía de Charles Clifford antes de su llegada a España. Nació en Inglaterra en 1813 y llegó a Madrid a principios de los años 50. Los motivos que lo llevaron a emigrar o cómo se inició en la fotografía siguen siendo un misterio hoy en día. En Madrid tuvo numerosos estudios fotográficos situados en la Puerta del Sol, en la calle Montera o en la carrera de San Jerónimo. Allí realizaba daguerrotipos a todo el que pudiera pagarlo. A principios de 1860 ya realizaba calotipos y se dedicaba principalmente a la fotografía de viajes. Recorrió casi toda la geografía española fotografiando paisajes y monumentos. Según las investigaciones llevadas por David, estaba al mismo tiempo en parajes distantes de la geografía. Esto hace suponer a David su hipótesis de espía de los ingleses. Llego a ser el fotógrafo oficial de la reina Isabel II. Sus obras completas las puedes encontrar en este enlace, clic Aquí.


La siguiente es una tumba de origen masón la de los Tertsch, la pirámide masónica. Ekkehard Tertsch, nació en Viena, estudia humanidades y se doctoró en filosofía. Trabaja en un principio como secretario del industrial vienés Hermann Oppenheim, presidente de la Unión Austriaca de Judíos y miembro de la Junta Directiva de la Comunidad Judía de Viena. posteriormente trabajó como informante del Gobierno Austriaco y del Ministerio del Reich para la Ilustración Pública y Propaganda. viaja por Austria y después por Inglaterra. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, Ingresa en el servicio diplomático alemán como empleado en el departamento de Prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores. Tertsch hablaba inglés, francés, croata, italiano y español. En abril de 1940 se casó con Maria Lüssner, divorciada. Es destinado a la embajada de Madrid. Tras los acontecimientos del intento fallido de golpe de estado,  Operación Walkiriaes llamado a Berlín. Se sospecha de él a causa de su relación con el capitán Josef Graf von Ledebur (conde de Ledebur), primo del primer marido de la esposa de Tertsch, con el que mantenía amistad desde 1928. Josef Graf von Ledebur interviene en el intento de golpe de estado. Estando alojado en Madrid en la residencia de Tertsch es llamado a Berlín, haciendo caso omiso de la llamada se queda en Madrid. Este motivo hizo que Terstsch, cayera en desgracia y fuera llamado, interrogado por la gestapo y llevado al campo de concentración de Sachsenhausen, donde fue alojado en una celda de la prisión del campo. A finales de abril de 1945 Tertsch formó parte de la marcha de evacuación de los detenidos de ese campo, que en mayo de 1945 fueron liberados por las tropas aliadas cerca de Schwerin. por el conocimiento del inglés informó a los investigadores de la Sección de Crímenes de Guerra del ejército británico del Rin, acerca de las condiciones del campo de concentración de Sachsenhausen.
Posteriormente se instala en España y desarrolla la actividad en Madrid. Este caballero fue el padre del periodista Hermann Tertsch.
De menor importancia para los madrileños son la tumba extramuros de una mujer de origen árabe. Preguntando a David sobre esta situación, nos responde, que los árabes no se llevan bien con los judíos, esto lo llevan hasta la muerte. 
Siguiendo con las historias de los ilustres finados, terminamos con la del guarnicionero, Loewe Roessberg quién venido de Alemania monta un taller de guarnicionería, en el centro de Madrid, antigua calle del Lobo, hoy Echegaray. Con el devenir de los años, y el auge del pellejero, se traslada muy cerca a otra calle comercial del centro, a la calle del Principe. Es en esta época cuando su fama llega hasta la Casa Real, y es nombrado proveedor. A partir de 1910 empieza la expansión de esta casa, con sucursales en Barcelona.
La paz que se respira y el naturalismo ecológico del sepulturero de este cementerio se deja ver en estas flores, que no se bien, si silvestres o cultivadas, sirvan como testimonio de esta visita.

Enlaces de interés:
  1. Página del cementerio inglés,
  2. Iglesia anglicana de San Jorge
Publicaciones en la Web
Para poder ver la publicaciones te recomiendo que lo hagas a pantalla completa.

Terminamos la visita con la acogida en casa de Isabel. No nos pudo acompañar a la parte mundana de la vida terrenal, pues ya dice el dicho "El muerto al hoyo y el vivo al bollo" y de esta forma terminamos.

              Activa el altavoz y haz clic en el pase de fotografías. Ten un poco de paciencia, está programado para el pase automático.

 
 
Me llega este correo de David Butler, y os hago participes por si es de vuestro interés.
Redacto el presente mensaje tanto en español como en inglés con el objeto de comunicarles el programa de visitas guiadas, los sábados por la mañana, al Cementerio Británico.
Las visitas empiezan a las 11 horas en la entrada del Cementerio Británico, calle del Comandante Fontanes 7, distrito de Carabanchel
*sábado, día 19 de enero, cuando daré las explicaciones en español
*sábado, día 26 de enero, cuando daré las explicaciones en inglés
* sábado día 2 de febrero, cuando daré las explicaciones en español
Lo dejo a su elección cuál día acuda y no hay necesidad de avisar.

Si prefiere hacer la visita en una fecha no programada por la presente lista, no hay más que avisarme.
Tomen nota de nuestra página web < www.britishcemeterymadrid.com > que contiene información de la historia del Cementerio y el mapa de su ubicación. **********************************************************************************
I am writing this in both Spanish and in English to provide the programme of Saturday morning guided visits to the British Cemetery.

We meet at 11 o'clock at the Cemetery entrance in Calle del Comandante Fontanes 7 in Carabanchel
* the visit on Saturday 19th January will be in Spanish
* the visit on Saturday 26th January will be in English
* the visit on Saturday 2nd February will be in Spanish

The choice of date is left to you and there is no need tell me in advance of the visit whether you are coming.
If you would like a visit on a different date, just let me know and I will arrange it.Do take note of our website < www.britishcemeterymadrid.com > where you will find details of the Cemetery's history and a map of its location.

David Butler






1 comentario:

  1. David en un correo aclara la sguiente situación "el fundador del Circo Price fue THOMAS PRICE y está enterrado en el Cementerio Británico en Valencia. Aquél que está enterrado en Madrid es WILLIAM PARISH, fundador del Circo Parish y fue él quien compró o de otra manera consiguió el derecho de uso del nombre Circo Price. Según algunos fuentes había emparentesco entre las familias Parish y Price, pero una investigadora casada con un descendiente remoto de un Price dice que esto no podría ser".

    DJB







    ResponderEliminar